Una alfombra para cocina puede ser una excelente forma para aportar color, textura y comodidad a este espacio que utilizamos a diario y es tan propenso a derrames suciedad.

Elegir el tipo correcto de alfombra para tu cocina puede mejorar el espacio sin aumentar tu carga de trabajo. 

Ya sea que el piso de tu cocina sea de madera, linóleo o baldosas, agregar alfombras para cocina te brindará los beneficios para reducir el ruido y un poco de amortiguación para tus pies

Esto es lo que debes considerar:

Tamaño de la alfombra

Primer paso: mide tu espacio. Los tapetes rectangulares para usar frente a su fregadero tienden a tener un tamaño estándar de 2 pies por 3 pies, pero puede colocarlos en mosaico si desea más cobertura. Si está buscando un corredor, mida la longitud de la cocina y reste algunas pulgadas en los lados (al menos tres pulgadas, idealmente, aunque más como seis) para dejar espacio entre los gabinetes y la alfombra. Lo mismo si vas a comprar una alfombra para llenar el espacio. Si la alfombra va debajo de una mesa de comedor, una buena regla general es que debe ser el área de la mesa, más aproximadamente tres pies alrededor para mantener las sillas sobre la alfombra cuando las mete y saca.

Material

Habitualmente las mejores alfombras para cocina son las de tejido plano ya que tienden a ser más fáciles de limpiar que las alfombras de pelo más alto. 

Estas alfombras son aptas tanto para interiores como exteriores (generalmente hechas de polipropileno) son una excelente opción porque las fibras no absorben los derrames, pero el algodón o una mezcla pueden ser una buena opción para alfombras más pequeñas que quepan dentro de tu lavadora. 

Las fibras naturales como el sisal o el yute son duraderas y se pueden limpiar por manchas, y la lana es uno de los tejidos naturales más fáciles de limpiar, pero cada una requiere más cuidados que una alfombra de polipropileno. 

Recuerda leer las instrucciones de cuidado antes de comprar la alfombra, es importante considerar alfombras que sean fáciles de limpiar.

Resbalones

Si la alfombra no tiene un respaldo antideslizante, colóquela sobre una almohadilla antideslizante para asegurarse de que no se deslice mientras trabajas. 

Si estás buscando una alfombra para el frente del fregadero, puedes usar una almohadilla de alfombra más gruesa debajo para agregar propiedades antifatiga y hacer que la limpieza de los platos sea más cómoda

Decoración

La belleza de una alfombra representa una inversión relativamente baja para cambiar el aspecto del espacio.

Si solo necesitas patrón, elige uno de los colores que ya tienes en tu cocina, pero con un diseño. 

En cuanto al estilo, puedes elegir algo que se adapte exactamente al tono o que ofrezca un contraste (por ejemplo, una alfombra informal en una cocina más formal) para llevar el espacio en una dirección distinta. 

Si eliges una alfombra de color sólido ten en cuenta que podrían notarse más las manchas.

alfombra cocina

¿Quieres que tu cocina se vea elegante o acogedora? Ya sea que esté buscando una alfombra decorativa pequeña o una alfombra grande, es importante elegir una pieza que combine bien con tu piso y muebles. Por ejemplo, si los muebles o la decoración son de colores brillantes, considera una alfombra neutra que no compita con el diseño. 

Si está buscando alegrar una cocina neutra, colocar una alfombra de color sólido debajo de la mesa de la cocina o frente al fregadero es una excelente manera de transformar el aspecto de la habitación sin demasiado esfuerzo. Esto puede ser realmente efectivo si tienes una placa para salpicaduras de azulejos en el metro o si vives en un apartamento con encimeras sin brillo. Una alfombra multicolor te da la libertad de cambiar tu paleta de colores.

Por último hablemos del tamaño de la alfombra, es un detalle a considerar muy importante, ya que la alfombra debe adapte a tu cocina. No querrás una alfombra tan pequeña que parezca que un trapo se cayó del mango de la estufa, pero tampoco querrás abrumar el espacio. Por lo general, una alfombra de corredor es perfecta para cocinas con espacios estrechos entre islas y mostradores. Un corredor también ayuda a extender visualmente la longitud de su cocina. 

¡Disfruta tu cocina!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *